¿Cómo afecta el Coronavirus a las empresas, al marketing y a la economía?

¿Cómo puede el COVID -19 afectar a las empresas?

Coronavirus, también referido como Covid-19, se ha confirmado como una pandemia por la Organización Mundial de la Salud.

 

¿Qué es el Coronavirus?

Lo cierto es que el virus en sí, no es para nada nuevo.

Es una amplia familia de virus que pueden infectar tanto a animales como a seres humanos.

La enfermedad más común causada en humanos es un resfrío común. 

El COVID-19 es una nueva cepa.

 

¿Donde se origina el Covid-19?

Esta cepa descubierta en Diciembre de 2019, se descubrió en Wuhan (China). De ahí surgieron los primeros infectados.

Sin embargo, a solo 3 meses de su descubrimiento de esta nueva mutación, ya se ha propagado por todos los continentes llegando a más de 117 países, con más de 150.000 personas infectadas y este número crece día a día y a pasos agigantados. De hecho, al momento de leer esta nota, el número de personas infectadas ya será mucho mayor. 

Por este motivo se la ha declarado pandemia por la Organización Mundial de la Salud.

 

¿Cómo afecta el Coronavirus a las marcas, las empresas y el marketing de consumo?

Los gobiernos de todo el mundo en los últimos días están tomando una serie de medidas preventivas.

Estas decisiones impactan directa o indirectamente no solo en las personas, sino también en los comercios, empresas y en la economía global.

 

Uno de los principales rubros afectados es el turístico. Muchos países han decidido cerrar sus fronteras impidiendo el ingreso de turistas. En este contexto, líneas aéreas, agencias de viajes emisoras y receptivas, empresas de transfers, hoteles, etc, se verán muy afectadas.

 

Los restaurantes y cafeterías por su parte han reducido su capacidad al 50%, permitiendo así dejar un espacio vacío entre mesa y mesa. Es decir, siempre va a haber una mesa desocupada entre dos mesas con personas. Ampliando así la distancia entre unos y otros.

Esto impacta claramente de lleno en sus ingresos diarios.

Por otra parte, museos, teatros y cines cerraron sus puertas.

 

Otra de las tantas medidas preventivas son la cancelación de eventos multitudinarios.

Por ejemplo el Feria del Automóvil, en Ginebra. Recientemente cancelada.

 

Por su parte, la reconocida marca a nivel mundial Armani, también debió cancelar su evento en el cual iba a presentar su nueva colección denominada Crucero.

Hoy la prioridad número uno la tiene la seguridad, y las marcas parecen estar entendiéndolo y evitando poner en riesgo tanto a sus clientes y empleados como a su propia imagen y reputación.

 

No entender esto, no saber adaptarse a las circunstancias y continuar normalmente con sus campañas de marketing, sería un error grave para muchas marcas.

Las agendas de eventos, lanzamientos de líneas de productos, etc han quedado con un gran signo de interrogación por tiempo indefinido.

Cifras negativas tendrán lugar durante este periodo para muchas marcas, y deberán adaptarse no solo a esto, sino también a comunicar. La adaptación y comunicación serán seguramente uno de los mayores retos y una de las partes más importantes de sus estrategias, ya que la gestión o estrategia de la comunicación puede ayudarlas a minimizar el impacto.

 

El Coronavirus impacta de lleno en la cerveza Corona.

Si bien nada tiene que ver esta marca de cerveza con el Covid-19, los consumidores parecen haber adoptado un rechazo por la palabra “corona” reduciendo así notablemente la intención de compra lo cual hizo que las ventas y por ende las acciones de la empresa hayan sufrido una caída muy considerable en estas últimas semanas.

 

Como dijimos anteriormente, nada tiene que ver la marca de esta bebido alcohólica con el virus, pero acá podemos ver con mucha claridad cómo el marketing (el mal marketing y el buen marketing) pueden afectar tanto negativa como positivamente en el comportamiento de los consumidores.

 

¿Cómo pueden las marcas beneficiarse del Coronavirus?

El primer punto y por eso el más importante es que ya hay gobiernos que han resuelto que los habitantes permanezcan dentro de sus casas.

La nueva medida adoptada supone un cambio en el comportamiento y en el consumo de la población.

 

Esto hará que las personas que puedan desempeñen sus tareas laborales en modalidad “home office”, es decir, trabajando dentro de sus viviendas lo cual hará también que no inviertan tiempo yendo o volviendo del trabajo. Esta situación impacta directamente en el incremento de consumo de tiempo mirando TV, y en el plano digital también se incrementará la cantidad de minutos en redes sociales, navegación en web, y por ende ya se está viendo un incremento de las compras online.

 

Claramente, estos cambios de hábito de las personas, (ya sea por la acción de los gobiernos o por decisión de ellas mismas) harán que se creen nuevas oportunidades de negocios.

Supermercadistas han afirmado haber vendido en los últimos días cantidades similares o superiores a lo alcanzado para navidad y año nuevo.

En Italia, España, Argentina entre otros países, las ventas en supermercados han aumentado escalonadamente, (producto del temor al desabastecimiento de los establecimientos por un lado; y por el otro, por miedo a tener que aislarse dentro de sus casas sin la posibilidad de salir a comprar, y terminar desabasteciéndose). En este marco, en los últimos días hemos podido ver como las góndolas quedaban vacías siendo los productos más demandados el papel higiénico, los alimentos no perecederos, y los productos de limpieza y desinfección.

 

Dentro de este contexto, a fin de evitar el conglomerado de gente, han aumentado considerablemente las ventas online donde el comprador solo pasa a retirar los productos que virtualmente ha adquirido. 

 

Algunas cadenas de supermercados han comenzado a impulsar esta modalidad buscando la reducción del contacto entre clientes y también entre clientes y sus empleados.

 

Otro de los motivos que impulsaron las ventas, generando carritos completos y góndolas vacías en los supermercados, es el cierre de los colegios y universidades y el modo de teletrabajo, o trabajo en casa, lo cual hace que la familia permanezca más tiempo dentro consumiendo alimentos.

 

Por otro lado, al momento hay una notable inseguridad de las marcas sobre cómo abordar este tema. Y es lógico que tengan temor a ser percibidas como oportunistas.

Y es cierto, ¡las marcas deben evitar ser percibidas como oportunistas!

 

El discurso primordial de todas las marcas dentro de esta delicada situación debe ser hacia la empatía. Acompañando a los consumidores en esta nueva etapa de sus vidas. Aportando valor transmitiendo consejos que puedan ayudar.

Las marcas en este período de tiempo van a tener que dejar en un costado el lado comercial y pasar darle un giro a su comunicación hacia un lado más humano.

 

Deberán comprender que aunque los usuarios no consuman, es necesario apostar al reencuentro desde un lado más humano, entendiendo que cuanto todo termine, las personas recordaran las marcas que estuvieron a su lado durante los momentos difíciles.

De este modo, las marcas quizás no generen ventas ahora, si si generarán recordación entre los usuarios para ventas futuras.

 

Dicho en otras palabras, deberán apartarse de las campañas de ventas y centralizar todos sus esfuerzos en construir comunidades para poder seguir estando junto a los consumidores y también dentro de sus mentes.

Hay marcas que ya entendieron todo esto y comenzaron aportando valor ofreciendo entretenimiento, consejos de como montar una oficina en casa para quienes ahora deban adoptar esta modalidad, otras por ejemplo brindan recetas de cocina para compartir con los niños, o entretenimientos de diferentes tipos.

 

¿Cómo repercute el Coronavirus en la economía mundial?

La venta de automóviles en China ha caído considerablemente alcanzando cifras de hasta el 93% durante el segundo mes del año.

Esto hace que inevitablemente se vean afectados también la producción de diferentes bienes y servicios, y el empleo.

China está casi en su totalidad cerrada, lo cual hace que la actividad en comercio internacional se vea suspendida, restringida y que indudablemente haya una reducción en el crecimiento de este país y una desaceleración en las principales regiones asociadas al pais asiatico.

El cierre temporario de diferentes fábricas dejará a empresas como por ejemplo Apple sin suministros.

Esto también ocurrirá con la industria automotriz, ya que China es un importante proveedor de autopartes.

Se espera que esto se prolongue un corto tiempo más, y que todo vuelva a la normalidad, recuperándose así la economía global y las marcas.

Aunque seguramente al finalizar esta mala etapa que estamos todos viviendo, hayan quedado ciertos comportamientos instalados, como el incremento de las ventas online, el incremento de los vendedores online, o el home office por ejemplo.

 

Hablar con Claudio
¿Necesitas ayuda?
Hola, como estas?

Contanos cómo podemos ayudarte y con gusto te asesoraremos!